Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

DISCIPLINA

Una cosa es intentar disciplinar a los demás y otra muy distinta es hacerlo contigo mismo, y no me refiero a la disciplina necesaria para madrugar a trabajar o a la fuerza de voluntad que usas para hacer una dieta o emprender una rutina de ejercicios.

Me refiero a la necesidad de una disciplina constante aplicada a cambiar de mentalidad, la atención permanente que deberías prestar a cada uno de los pensamientos que tienes, a cada palabra que pronuncies y a cada acción que emprendas, tomando en cuenta sus consecuencias en el logro de tu principal objetivo: ser feliz y alcanzar un estado de paz inalterable.

La consecución de este objetivo depende de ti mismo, de tu capacidad para mantener un estado de auto observación, el primer paso es darte cuenta de cómo la mente manipula tu percepción y te hace ver lo que ella desea que veas y no lo que es, debes disciplinar tu mente parlanchina para impedirle que siga hostigándote con tantas insensateces.

Le permites que vague sin rumbo por el mun…

Entradas más recientes

LA VIDA, EL MEJOR MAESTRO

DESILUSIÓN

ESCRIBIR PARA ENTENDER

LIBERTAD

CATARSIS Bendita Maldición

TU MARAVILLOSO CUERPO

EL EGO ¿ALIADO O ENEMIGO?

DIOS: TU RELIGIÓN

CREA TU HOGAR

CREENCIAS